Aguilera Procuradores

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Informacion

        La función caracteristica del procurador es la representación. Ésta se la otorga el interesado mediante el negocio jurídico del poder. El contenido de la representación puede ser público (defensa ante los tribunales) o privado (negocios jurídicos particulares). En el primer caso, realiza, unas veces, funciones de intermediario entre la parte defendida y el defensor, abogado, y en otras entre éste y el tribunal.

15032011063

      Ésta es la misión específica que, históricamente, ha venido atribuyendosele: realizar los trabajos que constituyen la gestión no estrictamente defensora (instrucciones, notificaciones, pruebas, comunicación de providencias y plazos,...), pero de gran importancia porque exigen una extrema atención y diligencia.

    Semejantes trabajos requieren una competencia jurídica, particularmente procesal, notoria. No obstante, su labor no se limita a la de enlace entre los tribunales, el defensor y su representado. La complejidad creciente del proceso y, por consiguiente, de la defensa han conducido a otorgarle un papel más importante. Actualmente suele ser destinatario y gestor directo de las actuaciones procesales ante el tribunal con efectos para el representado. La representación procesal no es facultativa de la parte, excepto en los casos admitidos por la ley. En los restantes, ésta exige la presencia del procurador, acreditado por el poder.